Proyecto de investigación garantizará calidad de semillas para restauración ecológica

Miércoles 04 de Octubre del 2017 | 9:33

  

04/10/2017

El proyecto denominado “Establecimiento y Fortalecimiento de un Centro de Semillas de Especies Forestales Nativas del Bosque Atlántico del Alto Paraná” busca centrar mecanismos eficientes para identificar las áreas de colecta de semillas forestales de especies nativas para alimentar y sustentar el funcionamiento de un centro de semillas forestales que sirva como banco de conservación, investigación y distribución de material genético con alto valor económico, social y ambiental.

El aporte de la investigación se da en la cosecha del material de propagación (semillas) siguiendo criterios técnico-científicos que podrán garantizar la calidad de los mismos. Con esto se contará con una base importante para su utilización en programas o proyectos de restauración ecológica y la definición de las especies que pueden ser utilizadas conociendo la respuesta de las mismas una vez instaladas en el campo.

Los investigadores del proyecto son los Ingenieros Forestales Enrique Benítez León, Lourdes Soria y Oscar Vera Cabral, docentes investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción (FCA-UNA) y la investigadora de la Fundación Moisés Bertoni (FMB), Laura Rodríguez.

El Ing. Enrique Benítez, comentó detalles del proyecto, los avances, la etapa actual del mismo, entre otros puntos importantes. El mismo es financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) a través del programa PROCIENCIA.

-¿Cómo nació este proyecto?

-El proyecto surgió con la preocupación sobre el origen de las semillas utilizadas para producir plantas en vivero que posteriormente son utilizadas para restauración ecológica. Generalmente la cosecha de semillas se realiza sin considerar el origen o la historia del árbol semillero que se selecciona, de esta manera se cosechan semillas de árboles localizados en plazas, avenidas o en propiedades particulares para producir mudas en vivero que posteriormente son utilizadas en programas o proyectos de restauración ecológica en diferentes ecorregiones del país. Viendo esa situación, con un grupo de colegas de la FCA-UNA y la FMB iniciamos las conversaciones de realizar cosecha de semillas a partir de árboles semilleros seleccionados y monitoreados, de tal forma que tengamos la seguridad del origen de los mismos.

Al mismo tiempo, contando con áreas permanentes de cosecha, estas se constituyen en sistemas de conservación in situ. Esta es una de las formas de conservación utilizadas para contar con materiales de propagación en forma sostenida, sin amenazar la permanencia de las especies en sus hábitats.

-¿Qué actividades tienen previstas para lograr el objetivo?

-Primeramente, queremos entrenar personal técnico y actores locales para la identificación y manejo de árboles matrices seleccionados en áreas de colecta de semillas de especies nativas perteneciente al Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA), luego buscamos estructurar y consolidar un laboratorio de análisis y conservación de semillas de especies forestales nativas; así como caracterizar la calidad fisiológica y sanitaria de semillas de las especies forestales colectadas. Posteriormente queremos mantener un "stock" representativo de las principales especies forestales nativas de importancia económica y ambiental pertenecientes al BAAPA y apoyar con cursos o capacitaciones a organizaciones comunitarias en el uso y manejo de semillas forestales de especies nativas.

-¿En qué etapa se encuentra esta investigación?

-El proyecto tiene una duración de 24 meses, la ejecución inició en el mes de enero de 2016, actualmente se encuentra en su etapa final, previendo realizar actividades con financiamiento del CONACYT hasta el mes de diciembre de 2017.

-¿Qué resultados obtuvieron?

-Se han mejorado las instalaciones edilicias del Laboratorio de Semillas Forestales de la FCA-UNA, actualmente posee mayor espacio físico y equipos de laboratorio apropiados para realizar los diferentes análisis de calidad física, fisiológica y sanitaria de las semillas que son colectadas. Asimismo, se amplió y readecuó la cámara de conservación de semillas aumentando su capacidad de almacenamiento atendiendo a criterios técnicos internacionales normalizados, para mantener por periodos de tiempo más prolongados la viabilidad del material conservado.

Actualmente se cuenta con 134 árboles semilleros seleccionados, pertenecientes a 24 especies del BAAPA, cada árbol se encuentra georreferenciado e identificado con un código alfanumérico. Desde octubre de 2016 se iniciaron los trabajos de cosecha de semillas, con 10 especies colectadas hasta la fecha. Las semillas son identificadas para vincularlas al árbol de origen y una vez transportadas hasta el laboratorio, son procesadas y analizadas.

Las determinaciones que se realizan a las semillas de cada árbol son el porcentaje de pureza, el contenido de humedad, el número de semillas por kilogramo, el peso de mil semillas y el porcentaje de germinación. De esta manera se cuenta con la trazabilidad de las semillas, relacionándolas con el respectivo árbol semillero para que posteriormente sean almacenadas en la cámara de conservación o sean utilizadas para la producción de plantas en vivero.

En todos los resultados mencionados se contó con la participación de estudiantes de la carrera Ingeniería Forestal de la UNA, ya sea en forma de trabajos de pasantía, tesis de grado o actividades de iniciación científica. De esta manera se contribuye con la formación de los estudiantes para en un futuro, contar con profesionales capaces de dar continuidad a los trabajos que se han iniciado con este proyecto.

Asimismo, se han realizado visitas a pobladores de la zona de amortiguamiento de la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú (RNBM) para la selección y marcación de árboles semilleros en sus propiedades. De esta forma los mismos pueden tener conocimiento y participación de los trabajos realizados para el logro de los objetivos del proyecto.

Para el refuerzo de la participación y difusión de las actividades realizadas en el proyecto, se han realizado dos cursos de capacitación a estudiantes del Centro Educativo Mbaracayú. En el primer curso se desarrollaron temas como la selección y monitoreo de árboles semilleros, así como cosecha de frutos y semillas. En el segundo curso se ha avanzado en el procesamiento y análisis de semillas forestales.

Para contar con una capacidad de ejecución de las actividades planificadas, al inicio del proyecto se ejecutó un entrenamiento para cosecha de semillas con técnicas de escalada en árboles altos a cargo de un equipo de capacitadores especializados. Los temas abordados en el curso estuvieron relacionados con criterios de selección y monitoreo de árboles semilleros, registro de la fenología de especies forestales y análisis de la calidad fisiológica de semillas.

-¿Cuáles serían los beneficios que ofrece el proyecto a la población?

-El proyecto contribuye con la conservación de recursos genéticos forestales pertenecientes a una ecorregión de extrema importancia para la biodiversidad como lo es el BAAPA, con esto se estarán generando conocimientos sobre la aplicación de dos técnicas de conservación, la insitu con los árboles semilleros seleccionados y monitoreados periódicamente, y la exsitu, con la conservación de las semillas en un ambiente adecuado asegurando su disponibilidad para producción de plantas en épocas en que no se pueden contar la producción de semillas. Además, con los análisis realizados a las semillas cosechadas se podrá monitorear su comportamiento en este último método de conservación.

Se ha contribuido también con la formación técnica y profesional de estudiantes, futuros profesionales, que podrán replicar el conocimiento adquirido en los diferentes campos en los que les corresponda trabajar.

Entrenamiento para cosecha de semillas con técnicas de escalada en árboles altos

Para acceder a la página del proyecto hacer click aquí.