Estudio sobre desempeño de la Sala Constitucional de la CSJ del Paraguay presentó resultados preliminares

29/11/2017

El Instituto Desarrollo se encuentra ejecutando un proyecto de investigación que analiza el grado de independencia judicial respecto a la política del país, específicamente la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia – CSJ. Este estudio se encuentra en pleno desarrollo mediante el análisis de más de 5.000 sentencias dictadas por este órgano desde 1995 hasta el 2015, en la misma se describen el grado de afectación que existe entre factores personales, institucionales y políticos en el desenlace de un caso tratado en la sala constitucional.

En este marco, el especialista y catedrático de la Universidad de Pittsburgh, Aníbal Pérez-Liñan, estuvo en nuestro país para presentar los resultados preliminares de la investigación en el seminario desarrollado el viernes 24 de noviembre. El investigador comentó sobre la función fundamental que cumple la sala constitucional para evaluar la constitucionalidad de las acciones de los otros poderes. “Si se decide que una ley es inconstitucional, la Sala decide que nunca se concrete. El Poder Judicial tiene la capacidad de detener la aplicación de una ley o la aplicación de un decreto porque puede perjudicar los derechos constitucionales de un paraguayo o paraguaya”, explicó.

Este análisis sistemático se realiza por primera vez en el país y dejará un precedente muy importante. “Lo que estamos haciendo por primera vez es un análisis sistemático de todas las decisiones que la Sala Constitucional de la Corte Suprema ha tomado en cuestiones que afectan a decretos y a leyes desde 1995. Lo que hemos encontrado es que desde 1995, la sala constitucional acciona 5 mil veces. Significa que hay 5 mil casos en los cuales un paraguayo o paraguaya acudió a la Corte Suprema para indicar que un decreto o una ley estaban afectando sus derechos constitucionales y pidieron a la corte suprema que detengan la aplicación de la ley o el decreto, lo que sería que declare que esa ley es inaplicable para proteger sus derechos”, indicó el especialista.

Pérez Liñan indicó que en la mayor parte de las decisiones, la Corte declaró a favor de los accionantes. “Lo interesante es que en una amplia mayoría de las decisiones, la corte ha declarado que las leyes o decretos son inconstitucionales. Es decir, accionan a favor de las personas. Por ejemplo, entre 1995 y 2004 en el 93% de las decisiones la corte falló a favor de las personas, y en el periodo posterior, entre el 2004 y 2015, la cifra cayó, pero aun así se mantuvo en un 60% de los casos que la corte sesionó a favor de las personas que inicia la acción”, explicó. “A esta situación lo que generalmente sucede es que existen varios casos similares, por lo que la corte le da la razón a un accionante y luego siguen los demás casos y deben accionar nuevamente”, expresó.

Por otro lado, Pérez Liñan, mencionó que la decisión de la Corte actualmente, sesiona de forma dividida “A partir del 2004, la corte está más dividida que anteriormente. Antes al votar en la sala constitucional, siempre votaban de forma consensuada, y hoy en día, cuando votan los miembros de la sala, la quinta parte de los casos, del más del 20% de los casos, votan de forma dividida”, indicó.

La metodología utilizada por los investigadores del proyecto fue implementada en diferentes países de la región.  La base de datos se pondra a disposición del público en general en el portal web del CONACYT, una vez que los resultados finales sean publicados y el proyecto haya finalizado en el mes de diciembre del 2018.